Alimentación: ¿Qué comen las cobayas?

Hoy vamos a hablar de la alimentación de una de las mascotas más simpáticas y chillonas que tenemos en nuestras casas: las cobayas. Se trata de una especie de roedor herbívora con una particularidad muy característica: todos sus dientes crecen continuamente. Esto ocurre también en las chinchillas y los degús.

Si hemos tenido un conejo como mascota, podréis ver que la alimentación es muy similar, debido a que las cobayas presentan también un ciego muy desarrollado.

Estas son las partes de las que consta una alimentación saludable para una cobaya: heno, alimento fresco y pienso.

Heno

La porción más importante. Nuestras cobayas deben comer heno todos los días y en grandes cantidades. Podría decirse que casi el 100% de su dieta debe consistir en heno, que aporta fibra a su aparato digestivo. Además, es su principal defensa contra la enfermedad dental, ya que permite un limado continuo de sus dientes. Podemos ofrecer distintos tipos de heno, pero salvo en situaciones especiales debemos evitar dar henos altos en calcio (como por ejemplo, la alfalfa).

Alimento fresco

Podemos aportar verduras fibrosas tipo hoja dos o 3 veces al día a nuestras cobayas. Siempre deben introducirse de forma gradual. Además, debemos proporcionar diariamente una pequeña porción de algún alimento rico en vitamina C, ya que las cobayas no sintetizan esta vitamina y ello puede acarrear graves problemas de salud. Alimentos saludables que contienen esta vitamina son el pimiento, el perejil, y el brócoli. Debemos evitar el aporte de tubérculos y frutas en la medida de lo posible, debido a que pueden provocar problemas dentales y digestivos, y sólo las ofreceremos de manera puntual a modo de premio.

Pienso

Podemos pensar que, siendo roedores, las cobayas necesitan un pienso con mezcla de cereales, pipas, fruta deshidratada... ¡y nada más lejos de la realidad! El pienso debe ser tipo pellet, alto en fibra (aproximadamente un 20%), y suplementado con vitamina C. La cantidad adecuada diaria es de unos 20g de pienso al día (una cucharada sopera) en el caso de los adultos, aunque las crías pueden comer mucha más cantidad mientras estén en crecimiento.

Si estas navidades llega una cobayita a nuestro hogar, no olvidéis que una buena alimentación es la mejor forma de conseguir una mascota sana y feliz.

¡Hasta la próxima!

 

NUESTRO EQUIPO VETERINARIO

CLINICA VETERINARIA
PLUTO

Ven a conocernos:

Llámanos:

Envíanos un:

Síguenos en redes:

We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.